..

Si notais que llevo mucho tiempo sin escribir, posiblemente me esté pasando la mismo que le ocurrió a García Birlán.
"El deber me ordena que os dedique esta crónica y la pluma se niega a escribirla. Se amontonan las notas en mi imaginación y la péñola no sabe darles forma. Esfuerzo el pensamiento, concibo ideas, bullen las palabras en la mente y aun permanecen blancas las cuartillas."

.

¿Un cateto escribio esto?:

Esta cárcel que, durante varios meses, le dio ocasión de un trato prolongado con el mundo variopinto del hampa, verdadera sociedad paralela con su jerarquía, sus reglas y su jerga, parece ser, con mayor probabilidad que la de Castro del Río , la misma donde se engendró el Quijote, si hemos de creer lo que nos dice su autor en el prólogo a la Primera parte: una cárcel «donde toda incomodidad tiene su asiento y donde todo triste ruido hace su habitación», y en la cual bien pudo ver surgir, al menos, la idea primera del libro que ocho años más tarde le valdría una tardía consagración.

Cervantes en su vivir .

Jean Canavaggio

domingo, 1 de junio de 2014

Santo Cristo de la Victoria y su ermita.



Foto del antiguo mercado de abastos, al fondo podemos encontrar la ermita. Quizás la imagen más clara del edificio que existe.
Santo Cristo de la Victoria y su ermita.

Unos de los hechos históricos más conocidos por la población castreña es el  ataque de los mahometanos a la villa del Guadajoz en 1333.

Hoy en día aún se celebra la “victoria” de los cristianos con la fiesta campestre y romería el día 25 de abril onomástica de San Marcos.

Este fue el día que Muhammed  IV levanta el sitio a esta población para dirigirse a Cabra. Esta ciudad no se le resistió y su castillo fue demolido.

No sabemos a ciencia cierta el por qué de esta actitud del rey granadino pues todo estaba en su favor,  según las crónicas el primer día de los tres del asedio hizo bastante daño entre sus guardianes y consiguió abrir bastantes portillos en la muralla, Castro no recibió ayuda hasta llegada la noche y tan solo un pequeño grupo de valientes con Martin Alfonso de Montemayor a la cabeza logran entrar en la fortaleza y defenderla. Los granadinos les ganan en número ya que Muhammed tiene todo su ejército y tras dos días de asedio sorprendentemente los atacantes abandonan el lugar, no conocemos los motivos de esta acción militar. Incluso existen algún indicio que nos invita a pensar que la retirada fue descontrolada pues el rey moro dejo abandonados en su tiendas arreos de su caballo. En el palacio de Fernán Nuñez hasta principios del siglo pasado se han mantenido expuesto en una vitrina el cabezal del caballo Real musulmán.

Cualquiera que fuera el motivo esta gesta le valió a Martin Alfonso una gran gloria. Este atribuyo la victoria a una imagen de un Cristo crucificado que apareció en uno de los agujeros abierto por los atacantes en la muralla a la altura del actual ayuntamiento. <>. Contaba de un solo altar y fue renovada en 1516, tiene un crucifijo en lienzo muy antiguo(1).

 

El lugar primitivo se encontraría a la altura del arco  que lleva el mismo nombre. El edificio sería de pequeñas dimensiones y en 1602 (2) el concejo decide por los inconveniente que se producen en esta situación trasladar a un espacio más abierto, unos metros más abajo en la acera de enfrente(a la altura de la tienda de chuches de La Plaza). En el lugar primitivo se construye unos accesos a la casa del cabildo y de la justicia junto al arco<<…por estar estrecha y no poder la gente hacer oración, se acordó se pase la dicha capilla a la muralla questá en la plaça alta desta villa>>
A la derecha podemos apreciar la portada de la ermita.(postal colección personal).
 

En el inventario anónimo (3) realizado antes de la guerra civil encontramos la siguiente descripción: Tiene una sola nave, bóveda, campanario y pequeña campana.

Costa de un solo altar formando el retablo un cuadro de lienzo con la imagen del crucificado además hay otra en madera de talla de la imagen de la Virgen del Rosario en un nicho.

Ajuar: Un cáliz, paterna y cucharita de plata. Cuatro casullas y cinco cuadros.

Existe escasa información sobre este edificio, ni verbal ni escrita, desconociendo los motivos que llevaron a su desaparición. No consta información sobre su posible destrucción en la guerra civil y me inclino más por la venta del solar  por el abandono al culto y el mal estado del edificio.

Si, cabe recordar, que al parecer este lugar de culto poseyera varios objetos muy valiosos. Nos recuerda Paco Morales en su artículo homenaje a Pepe el Acorazado, gran conocedor de la iglesia castreña que éste refería con una pregunta al aire ¿Dónde fue a parar aquel artístico cáliz que estaba en la Asunción procedente de la ermita de Santo Cristo de la Victoria?, la respuesta está aún por llegar.

El famoso cuadro corrió igual suerte. Con el mismo misterio de su aparición desapareció.

Este cuadro estuvo hasta los años 80 del siglo pasado en la capilla del cementerio municipal. Fue durante las obras acometidas en esa fecha cuando el cuadro fue depositado junto a la campana de dicha capilla en los vestuarios del antiguo campo de fútbol en el llano Almagro habilitado por entonces como almacén de trastos municipal.

Terminaré el articulo con la misma pregunta que hacía Pepe con el cáliz¿….?

(1)Ramírez de las Casas.

(2) Aranda Doncel.

(3) Colección particular

Diego L. Urbano.

5 comentarios:

Adam dijo...

Muy interesante el post, pero, ¿no está mal la fecha que pones al principio?
Un saludo.

Diego Luis Urbano Mármol dijo...

Gracias Ana María, efectivamente la fecha no era la correcta(1933. Ya he cambiado el 9 por el 3 para que quede la real 1333. De todas maneras ¿Qué son 600 años? jeje.

Marcos dijo...

Esas lagunas de la historia, como el abandono del cerco de relatas, da rienda suelta a la imaginación y las leyendas. Quien tuviera una moviola del tiempo.

Francisco Morales Basurte dijo...

El solar donde se encontraba ubicada la ERMITA DEL SANTO CRISTO DE LA VICTORIA era muy pequeño (sólo tenía 42 metros cuadrados) y pasó a ser la casa número 5 de la PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN. Perteneció a la Iglesia Parroquial de la Asunción de Castro del Río hasta que en documento privado, suscrito el 23 de Agosto de 1927 por el Párroco D. Antonio Márquez Polonio, fue enajenada a D. Ildefonso Martínez Fernández, quien a su vez la vendió a D. Eduardo García del Amo en escritura otorgada el 11 de Septiembre de 1930.
Por tanto, la ermita como tal desapareció pocos meses después de la publicación de la fotografía en que se ve su perspectiva desde la antigua Plaza de Abastos, la cual ilustraba un artículo de Antonio Sarazá Murcia sobre Castro del Río inserto en el número 8 de la revista ANDALUCIA, Órgano Provincial de Turismo, editado en Febrero del mismo año 1927.
Ello nos aclara que no se destruyó durante la guerra civil, sino que, desacralizada y apartada del culto, pasó a manos privadas en 1927 y reconvertida en casa particular y pequeño comercio.

Diego Luis Urbano Mármol dijo...

Gracias amigo Paco por tu aportación en este humilde blog. Es un lujo tener por aquí a historiadores de tu talla. Lo que me lleva a pensar que el elenco de los templos de Castro del Río escrito sobre documentos oficiales del ayuntamiento de Córdoba en tiempos de la segunda república pueda ser una copia de alguno anterior.